jueves, 28 de enero de 2016

Gobierno Electrónico en Latinoamérica

Compañías líderes en diferentes ofertas en  línea tales como Google, Amazon, Microsoft y Facebook (conocidas por algunos como la banda de los cuatro) muestran el camino de las posibilidades que diferentes servicios ofrecen al usuario sin mayor costo, o mejor aún gratis.  Servicios tales como el uso de una única clave para acceder a diferentes servicios, almacenamiento de documentos y fotos, y la posibilidad de usar procesadores de palabra y hojas de cálculo sin costo ha significado un paso adelante pues no es necesario tener poderosos computadores para realizar estas tareas.

Este salto de servicios disponibles no solo ha afectado a tradicionales competidores comerciales, sino que ha mostrado una vez mas la desventaja de las ofertas en línea de entidades oficiales o de gobierno electrónico alrededor del mundo. Incluso países punteros como los Estados Unidos admiten que la transformación esperada como consecuencia de la aplicación de tecnologías de información no ha sido la mas efectiva. Escándalos como la estrepitosa falla del sitio web de seguro médico federal, que ha sido una vergüenza para el gobierno de Obama, indican que aún hay mucho camino por recorrer.

Desafortunadamente, como es usual en Latinoamérica, las ofertas de gobierno electrónico están en relativo atraso. Por ejemplo, el índice de desarrollo de gobierno electrónico de las Naciones Unidas (EGDI por sus siglas en inglés) no muestran a ningún país latinoamericano en los primeros treinta lugares. Chile con el primer lugar en la región muestra un descenso relativo en la tabla respecto a años anteriores. Otros países de Latinoamérica como Colombia y Uruguay muestran también descenso relativos. Estos países que son punteros en el continente están lejanos a nivel mundial. 

No es que nuestros países no tengan sitios web de sus principales agencias y ministerios. De hecho  estas ofertas en línea existen. Sin embargo, las ofertas modernas de gobiernos electrónico también se han transformado. Atrás quedaron los días en que un ministerio o una agencia oficial simplemente publicaba su sitio web.

Los gobiernos en línea de hoy buscan ofrecer un modelo unificado en el que el ciudadano pueda buscar y ser atendido en los servicios que necesita. En otras palabras un gobierno electrónico avanzado permite la participación ciudadana, pero el actual modelo descentralizado de gobierno electrónico de los países latinoamericanos no es eficiente porque obliga a los ciudadanos a conocer los diversos sitios web de las agencias y ministerios.